Muere Armando Manzanero: el gran romántico de la música latina

Murió un ícono latinoamericano. El fallecimiento de Armando Manzanero (Mérida, Yucatán, 1935-Ciudad de México, 2020) deja un vacío terrible en nuestra memoria romántica colectiva; millones de personas se abrazaron y se enamoraron con Somos novios, No sé tú o Esta tarde vi llover.

Se besaron, se amaron e incluso lo corearon con Elvis Presley en It’s Impossible, la adaptación en inglés que hizo Sid Wayne para el otro rey. Porque Manzanero fue el nuestro.

Nació en una familia musical. Su papá fundó la orquesta Yucalepetén. Y él, por su parte, estudió música desde los 8 años en la escuela de Bellas Artes de Mérida, Yucatán.

anzanero, cantante y compositor, dejó tras de sí una ecléctica trayectoria de 70 años con 400 temas y más de 30 producciones discográficas en las que predominó una temática, el amor. Reconocido más allá de sus fronteras como el rey del romanticismo, el también presidente de la Sociedad de Autores y Compositores de México fue hospitalizado el pasado 17 de diciembre e intubado pocos días después por complicaciones causadas por el coronavirus.

Conocido por baladas como Esta tarde vi llover, Manzanero deja tras de sí un legado inolvidable en la historia de la música en español, un sinfín de discos vendidos e innumerables reconocimientos, como el Premio Grammy honorífico en 2014.

Pianista consumado, llegó a decir que este instrumento siempre fue el «amor de su vida, mi eterno compañero y el señor que me ha dado todo», según recoge la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), de la que era presidente desde el 2010.

Este «mexicano de origen maya», menudo e incombustible, llegó a decir en una entrevista con Efe en 2016 que «jamás en la vida» dejaría de trabajar.

Y lo cumplió hasta que pudo, pues sus últimos días tuvo que pasarlos en el hospital, donde recibió mensajes de apoyo de una infinidad de artistas y personalidades, como la nobel guatemalteca de la Paz, Rigoberta Menchú, quien pidió su recuperación a los «ancestros mayas».

Manzanero nació el 7 de diciembre de 1935 y desde pequeño estuvo cerca de la música, pues era hijo de los músicos fundadores de la orquesta Típica Yucalpetén. Estudió en la Escuela de Bellas Artes de Mérida y comenzó a dedicarse profesionalmente a la música en 1957, como pianista.

Poco después se trasladó a la Ciudad de México, donde acompañó a reconocidos intérpretes de la época, como Pedro Vargas y José José, y trabajó como promotor de la editora musical EMI y director musical de la CBS Internacional (hoy Sony). En los años 60 arrancó su andadura como productor musical de artistas tan reconocidos como Angélica María, una labor que desempeñó posteriormente con los españoles Dyango, Presuntos Implicados y Luis Miguel.

Además de pianista, intérprete o productor, el Manzanero compositor nació en 1950 con Nunca en el mundo y cuenta con más de 400 canciones. Publicó más de 30 trabajos discográficos, entre ellos Somos novios (1968), Corazón salvaje (1977), Nada personal (1995) o Duetos, que le valió el Grammy al mejor álbum vocal pop para grupo o dúo en 2001. 

Obtuvo otros reconocimientos, como el primer premio en el Festival de Mallorca de 1978 con Señor Amor, interpretada por Dulce, o el premio a la excelencia, por su trayectoria artística, otorgado por la Billboard Magazine en 1993. A lo largo de siete décadas colaboró y produjo a muchos artistas mexicanos, apadrinó conciertos y buscó nuevos talentos, convirtiéndose en un referente de la industria cultural del país.

Además, luchó en la última década desde la presidencia de la Sociedad de Autores y Compositores de México para dignificar la labor de los artistas y reconocer la autoría de sus obras. «He tenido mis tiempos en donde piensan que ya no doy más, que ya se terminó mi época, pero cuando surge una oportunidad ahí entro y les hago entender que no es cierto», llegó a decir este artista, que escribió «de todo, lo mismo tropical que rock and roll».

Divorciado varias veces, Laura Elena Villa, su Laurita, fue su última pareja estable. Para ella compuso en los 90 el tema Nada personal cuando ambos estaban en otras relaciones sentimentales. La última aparición pública de Manzanero fue el 11 de diciembre pasado en Mérida, capital de Yucatán, donde inauguró el Museo Casa Manzanero.

El mundo llora la muerte de Armando Manzanero

En las redes sociales los más grandes artistas de la música latina rinden homenaje a Armando entre ellos cantantes de Salsa:

Cinco canciones para recordar su legado

‘Contigo aprendí’ es una de las baladas románticas más reconocidas del cantautor. En varias ocasiones el propio artista reconoció que era uno de sus temas favoritos, una canción que mostraba su madurez como compositor.

Otro de los himnos de la música romántica es la canción ‘Somos novios’ que habla del amor mutuo como un sentimiento profundo e indescriptible. Con ‘Somos novios’ Armando Manzanero consiguió que artistas de la talla de Luis Miguel o Andrea Bocelli se rindieran a sus pies y quisieran versionar la melodía.

El compositor yucateco escribió más de 400 canciones y 50 de ellas han obtenido fama internacional. Un ejemplo es ‘Adoro’, inspirada en el vals peruano es una de los temas imprescindibles de Armando Manzanero que llegó a interpretarse en más de cinco idiomas.

‘Esta tarde vi llover’ es una de esas melodías que tienen algo especial. Tanto que la revista Billboard la nombró la mejor canción latina creada entre 1920 y 2015. En 1968 el cantante estadounidense Tony Bennett la interpretó y en 2011 hizo una versión con Alejandro Sanz.

Poco tuvo que esperar el bolero ‘Esperaré’ para convertirse en un éxito entre el público. En 1999 el grupo español ‘Presuntos Implicados’ versionó esta canción que habla del amor no correspondido.

El ‘Rey del romanticismo’ como era conocido popularmente deja huérfana a la música latina, sin embargo sus célebres melodías permanecerán en la memoria de todos.

Publicado por Salsa es la cura

Historia, cultura y noticias de la Salsa. Adícto a la Salsa. Lo mejor de la Salsa de ayer y hoy en el mundo! La Salsa no tiene fronteras, es el ritmo que mueve al mundo!