Salseros, familiares y fanáticos despiden a Tito Rojas ‘El Gallo de la Salsa’

Humacao.- Con la misma pasión e intensidad que desbordaba el cantante Tito Rojas en cada entrega musical, este martes los fieles seguidores del reconocido “Gallo Salsero” le rinden tributo cantando y bailando uno de sus grandes clásicos, “Nadie es eterno en el mundo”, tema que se impone en la despedida.

La llegada del coche fúnebre al coliseo Marcelo Trujillo Panisse, cerca de la 1:00 p.m., provocó el fervor de la fanaticada que retó los riesgos de la pandemia del COVID-19 para honrar a quien reconocen, no solo por su poder salsero, sino por su calidad humana.

Gritos de “Tito, Tito” y otros que recordaban algunas de sus frases populares, como “Perdona sae´” y “Coge pa´ tu casa”, enmarcaron el momento en que varios músicos de la orquesta de Rojas cargaron el féretro hacia el interior del coliseo para iniciar el velatorio público que se extenderá hasta las 6:00 p.m.

Una bandera de Puerto Rico sirvió de fondo en la tarima donde se ubicó el féretro, el cual fue abierto para la observación de los cientos de admiradores que llegaron a decirle adiós a su ídolo. Lágrimas, gestos y palabras aún de incredulidad reflejaron la emoción de la gente ante la repentina pérdida del intérprete.

“Se nos fue un hermano. Tuve la oportunidad de laborar con él, y era una persona excepcional. Se fue uno de los duros, para mí el más duro”, expresó Víctor Rey, de Carolina, y quien llegó a ser parte del equipo de seguridad del salsero.

En el interior del coliseo, permanecían los familiares, incluidas la viuda Ivelisse “Ivy” Escobar, y las hijas Jéssica y Kisha; cantantes, músicos y representantes de los medios de comunicación, mientras el público debía salir una vez le rinden tributo. Alguien que estuvo temprano en primera fila fue la hermana de la voz de “Siempre seré”, Idalia Rojas López. Es la única mujer de cuatro hermanos, de los que Tito Rojas era el menor.

Para la hermana, Tito Rojas fue un hermano “excepcional, el mejor”, destacó. “Era bien mimado, bien cariñoso, honesto, honrado, siempre estaba con una sonrisa, con respeto, trabajador incasable, bello”, continuó.

Rojas López compartió que la frase “Coge pa´ tu casa” era original de la madre, Carmen Julia López, quien está presente en el velatorio. “Mi mamá no lo regañaba, sino le decía ´Coge pa´ tu casa´”, recordó.

Rojas López estuvo con su hermano el pasado Día de Navidad. “Él le llevó comida a mami, de su casa, y la noche de Nochebuena también. Él estaba de lo más bien”, contó de las horas previas al sorpresivo fallecimiento del humacaeño en la madrugada del 26 de diciembre, a causa de un infarto. Tenía 65 años.

El velatorio abrió formalmente al público a las 2:00 p.m., poco después de una oración a cargo del pastor Heralio Marrero, de la iglesia Maranatha, a la que pertenece la hija, Jéssica.

“Se va el Rey de los pueblos”

Artistas del género de la salsa se presentaron a rendirle sus honores a su colega y extenderle sus condolencias a la familia, entre estos los cantantes India, Oscarito, Elvis Crespo, Roberto Roena, Papo Rosario y Víctor Manuelle.

“Era mi hermano”, afirmó India. “Me llamaba, me daba mucha felicidad saber que siempre estaba bien junto a su familia y era un hombre que siempre amó a su familia y era bien dedicado a su público. Él nunca se quería ir del escenario sin poder abrazar y apretar a su pueblo… Nadie es perfecto en la tierra. Todos tenemos muchas imperfecciones, pero Tito fue grande”, resaltó la “Princesa de la Salsa”.

Comentó que Julio César Rojas López tenía el deseo de grabar con ella, lo que no se concretó, y de sus frases, la más que le gustaba era “Dale pa´bajo”.

India describió el estilo de Tito Rojas como uno jíbaro, lo que lo hizo diferente a los demás salseros.

“Nunca tuvo competencia, porque él no le dio competencia a nadie… Se va el Rey de los Pueblos y sé que vivirá para siempre. Dejó su huella, pero estoy convencida de que no se daba cuenta de lo que él era”, puntualizó la artista.

Víctor Manuelle verbalizó su incredulidad por la pérdida de su compañero al decir que “esta no la vimos venir”.

“Tito Rojas es uno de los salseros con quien yo compartía escenario en el extranjero. Nos tropezábamos en el aeropuerto de Panamá, Colombia, Perú… Era como un nene chiquito grande. Nunca escuché a Tito hablar mal de algún compañero, nunca tenía coraje, siempre se estaba riendo y esa esa la esencia que él dejó. El legado musical eso nadie lo va a borrar, eso está ahí, pero el ser humano, la persona que fue, lo cariñoso, lo familiar… Es una pérdida muy fuerte”, lamentó el sonero para enseguida reflexionar sobre las lecciones durante la pandemia.

“Espero que por lo menos estas pérdidas importantes durante la pandemia nos hagan recapacitar de cómo tenemos que llevar nuestras vidas y de las cosas que realmente merecen el valor y el tiempo”, expresó.

Agradecida la familia

Próximo a concluir las exequias en el coliseo, las hijas del fenecido cantante, Jéssica y Kisha, agradecieron una vez más las muestras de apoyo recibidas en estos momentos tan difíciles. Agarradas de su fe, y con las emociones a flor de piel, destacaron la unión que caracterizó a su familia y el amor que siempre se han expresado.

“Veía a papi como el inmortal, como el que nunca iba a faltar. Nos llegó el momento… Tengo que agradecerle que soy lo que soy gracias a él y que nunca voy a defraudarlo”, dijo Kisha. “Doy las gracias por demostrar todo ese cariño, ese agradecimiento por todo lo que mi papá ha hecho, no solo para Puerto Rico si no a nivel mundial. Me siento la hija más segura del mundo porque todos los que están aquí lo están representando a él. Somos y seguiremos siendo esas hijas que cualquier padre desearía tener. Les pido mucha oración para nosotros, para mi mamá, porque es un proceso fuerte para ella”.

Por su parte, Jéssica recordó cuán cercana siempre fue a su papá. “Aunque estuvimos todo este tiempo pasando por el COVID, Dios tenía un plan: logró que mi papá estuviera más tiempo con nosotros. Dios hizo que cenara más con nosotros, que orara más… Mi papá nos enseñó que no importara lo que pasara o lo que estábamos viviendo, en casa no podía faltar el amor que nos tenemos”.

El alcalde saliente, Luis Raúl Sánchez, y el recién electo, Reinaldo “Rey” Vargas anunciaron que la calle aledaña al coliseo, que conecta con la carretera principal, llevará el nombre Julio César Rojas López en honor al salsero.

El sepelio de Tito Rojas será mañana, en un cementerio del mismo pueblo de Humacao, pero exclusivamente para la familia.

Fuente: Rosalina Marrero-Rodríguez – http://www.primerahora.com

Publicado por Salsa es la cura

Historia, cultura y noticias de la Salsa. Adícto a la Salsa. Lo mejor de la Salsa de ayer y hoy en el mundo! La Salsa no tiene fronteras, es el ritmo que mueve al mundo!

A %d blogueros les gusta esto: